Su uso es ampliamente conocido desde hace años pero ahora la compañía Imperial, de Dubái, desde 1999 se las ingenió para crear algo único y creativo, aparte del asombroso efecto 3D que le deja.

Su aterrizaje en España es muy reciente; hace apenas cinco años comenzó a ser usado en oficinas, restaurantes, hoteles, bares, discotecas y platos de televisión.

Este tipo de porcelanato tiene la cualidad de que al hacer una mezcla con un catalizador, se endurece y es muy difícil que se remueva. Por ello, es un material utilizado en diversas aplicaciones como: adhesivos, materiales compuestos, sistemas eléctricos, en reparación de herramientas / objetos náuticos, en la artesanía, etc.

Ahora llega al residencial. Y no solo a suelos, también a paredes y techos.